desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

Ideas deco

¿Cómo hacer una reforma exprés para renovar el baño?

Si no quieres, o no puedes, invertir tiempo y dinero en cambiar el baño a fondo, te contamos cómo transformarlo en un periquete.

Texto: Almudena Carmona 29/01/2018
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



AZULEJOS, COMO NUEVOS

Si el color de los azulejos no te convence, cámbialo pero antes deberás limpiarlos a fondo. Pulveriza sobre ellos una mezcla de agua y vinagre, a partes iguales, para eliminar las manchas de moho, humedad y jabón. Frótalos con una esponja suave y utiliza un cepillo de dientes en zonas difíciles, como juntas y esquinas. Sécalos bien con un paño seco y sácales brillo. Ahora que relucen, píntalos con un esmalte acrílico específico para azulejos, como el Esmalte Ultra Impermeable para azulejos, de Leroy Merlin. En una amplia gama de colores y distintos acabados.

RENTABILIZA EL ESPACIO

¿Te gustaría darle amplitud a tu baño aunque sea visual? Sustituye ese armario en columna por un mueble bajo lavabo y ganarás en metros. Opta por módulos extraíbles con ruedas, muebles bajos a ras de suelo, bancos o arcones. Unas cestas de mimbre te ayudarán a mantener organizados toallas, productos de higiene y cosméticos.

LAVABO E INODORO EN UNA SOLA PIEZA

No subestimes el impacto de un nuevo inodoro. Las tecnologías más avanzadas presentan modelos revolucionarios, como el galardonado W+ W (washbasin + watercloset), de Roca; un diseño de última generación que combina lavabo e inodoro en una sola pieza. Con una línea minimalista, el lavamanos va incorporado en la parte superior del tanque del inodoro, lo que permite que el agua que empleamos para lavarnos se reutilice en la descarga de la cisterna. Además de ahorrar espacio, gastarás menos agua. Otra opción a tener en cuenta son los nuevos inodoros sin bordes de descarga que permiten una higiene rápida y a fondo, como DirectFlush, de Villeroy & Boch.

ESPEJOS, A MEDIDA

Son un elemento fundamental en nuestro aseo personal, pero también cumplen una función decorativa. Si quieres cambiar el tuyo, ten en cuenta el estilo que quieres darle al baño: vintage, rústico, nórdico… Con o sin marco, escógelo en función del ancho del mueble del lavabo. Opta por un modelo adhesivo, si los azulejos del baño son lisos, asi evitarás hacer agujeros. Fíjalo con cinta de doble cara o masilla de colocación, ambas específicas para el baño, que resisten bien la humedad.

BALDOSAS HIDRÁULICAS, ORIGINALES O DE PEGA

¿Quieres conservar el suelo hidráulico en perfecto estado? Aplícale un tratamiento impermeabilizante con una esponja para evitar manchas de líquidos. Límpialo a diario con agua y jabón neutro y, una vez al mes, añade un tapón de cera al agua de fregado. ¿Se te han roto una o dos baldosas? ¡No problem! En Mosaista te las hacen a medida. Y si quieres recrear estos diseños sin hacer obra, opta por un suelo vinílico que imite el material hidráulico, ¡da el pego!

DINAMIZAR CON COLOR

Las paredes en blanco dan sensación de limpieza y luminosidad, pero esa tendencia monocolor puede llegar a cansar. Si este es el caso de tu baño, te aconsejamos que mantengas una zona en blanco (por ejemplo, los azulejos) e introduzcas un color vivo (verde, azul o amarillo) en una pared o en parte de ella. ¡Te encantará el resultado! Seguirás teniendo luz, pero añadirás un necesario plus de alegría.

SUSTITUYE LA GRFERÍA

Los grifos son uno de los puntos focales de cualquier baño. Actualiza los que tienes por modelos que aúnen estética, funcionalidad y ahorro de agua, como los grifos de doble posición de apertura para el lavabo y los termostáticos, en la ducha. Elígelos de caño alto o bajo según el tipo de lavabo que tengas, sobre encimera o integrado. Y si las tomas de agua están en la pared, opta por un modelo encastrado. En cualquier caso, apuesta por acabados cromados, ya que evitan la corrosión y le aportan un toque brillante al conjunto.

FOCOS, A AMBOS LADOS

Si te gusta el espejo que tienes sobre el lavabo, pero echas en falta una luz integrada, atrévete a colocar un par de focos flanqueándolo. Asegúrate de que cuentan con el índice de protección IP21 como mínimo (viene reseñado en el embalaje), que protege de la posible penetración en la instalación de objetos sólidos y líquidos. Otra idea súper práctica y que apenas te quitará espacio es fijar en un rincón un espejo de aumento con brazo extensible que facilite el maquillaje o el afeitado.

UN TOALLERO SENCILLO

¿Te gustaría que las toallas siempre estuvieran secas y bien colocadas? Elige un diseño de barra, sencillo o doble, que te permita extenderlas sin problema para que se sequen más rápido. Y si quieres estar a la última, apoya o fija en la pared una escalera de madera y separa en cada peldaño las toallas de todos los miembros de la casa. Ahora que cuentas con un estupendo expositor, ha llegado la hora de invertir en textiles. Aprovecha las épocas de rebajas para cambiar las toallas lisas y monótonas por modelos de rizo de algodón en colores sugerentes y estampados de diseño geométrico, jacquard o bordados.

PASA REVISTA A LOS COMPLEMENTOS

¿Desde cuándo tienes el portarrollos, el escobillero, los dosificadores o los vasos para los cepillos de dientes? Te parecerá mentira, pero con solo sustituir los accesorios por otros nuevos y actuales, tu baño cambiará de aspecto. Olvídate de elegirlos a juego y lánzate a mezclar diseños y materiales: cristal, madera, mimbre, cerámica… El mix & match es la tendencia. ¿Qué te parece una cesta para almacenar los rollos de papel o una jabonera dorada para darle un irresistible toque de glamur?



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos