desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

La casa reformada

¿Puede una fría oficina transformarse en un cálido hogar? Sí, y aquí tienes la prueba

Con la reforma adecuada, cualquier espacio puede adaptarse a diferentes usos. Esta vivienda, que fue en principio una oficina, así lo demuestra.

Realización: Pilar Perea. Texto: Marta Sanz. Fotos: Patricia Gallego. Plano: Hearst Infografía 07/02/2018
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Convertir una antigua oficina en una vivienda actual, que se adaptase a las necesidades y gustos de una pareja joven sin hijos, fue el encargo que recibió el estudio de interiorismo y rehabilitación Backsteen, dirigido por el arquitecto de interiores Víctor Zorita.

La idea era diseñar un apartamento moderno y luminoso, con una gran zona social donde celebrar reuniones y fiestas con amigos. Originalmente, la planta era prácticamente diáfana y contaba con un aseo independiente. De ahí que el primer paso de la remodelación fuera organizar sus 90 m2.

El piso se divide en dos áreas: una pública, con salón, cocina integrada y un aseo de cortesía, y la privada, con tres dormitorios y un baño. En la reforma integral se eliminaron los falsos techos para ganar altura, las paredes se pintaron de blanco y el suelo original se sustituyó por tarima oscura en toda la casa, excepto en la cocina y los baños, donde se colocó porcelánico.

Otro punto a destacar del proyecto es el uso del gris antracita como hilo conductor. Este tono está presente, no sólo en puertas y carpintería, sino también en muebles, complementos e, incluso, en las paredes, como es el caso del rincón de música.

Este fondo de aire industrial es perfecto para la atractiva combinación de diseños actuales, piezas artesanales, muebles vintage adquiridos en mercadillos y pinceladas en tonos intensos y vibrantes, con lo que se consiguió una decoración equilibrada y armónica. Un mix que pone el broche perfecto a una reforma planteada para crear una vivienda muy personal.

CLAVES DECORATIVAS

Cocinas con muebles oscuros:

- Negro, gris plomo o antracita, azul petróleo y verde musgo o militar son las tonalidades preferidas de decoraciones funcionales y vanguardistas.

- Lo ideal es reservarlos para espacios amplios; pero si se acompañan con revestimientos claros, van bien en cualquier cocina.

- Una apuesta segura es combinar los armarios oscuros con madera natural y porcelánicos blancos en suelo, encimera y frente de cocción.

- Una solución para aligerar el resultado final es prescindir de muebles altos y crear zonas de almacén con baldas o vitrinas.



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos