desplegar menu MiCasa
Buscador
mostrar/ocultar

Madrid, España

Un piso de 70 m2 lleno de luz

Las paredes de este piso madrileño son blancas y su mobiliario, de madera y entonado. Pero junto a esta formal propuesta destaca el despliegue de vitalidad y energía del que hace gala en tejidos y alfombras.

Mi Casa 09/04/2018
Imprimir
Pantalla completa
Twitter
Facebook
Pinterest



Los propietarios de este piso madrileño, de unos 70 m2, encargaron su reforma al estudio Art Home Arquitecture, con la arquitecta Ana Hernández Alesanco al frente del proyecto. Llenar la casa de luz y lograr espacios abiertos eran los objetivos. La vivienda —en origen muy compartimentada— pasó a ser otra nueva, con solo los tabiques imprescindibles para que la claridad que proporciona la terraza no encuentre freno. La clave de la reforma: ceder al salón la superficie del pasillo y distribuir con acierto su mobiliario, para crear una zona de paso natural a la terraza y al comedor y, al mismo tiempo, disfrutar de más luz y vistas. Entre salón y comedor, una gran puerta corredera los une o separa.

Al dormitorio y al cuarto de baño se accede desde el comedor. En el primero, con el espacio optimizado al máximo, la cama ocupa el centro de la estancia, flanqueda por un armario empotrado y una cómoda de pared a pared, ubicada delante del ventanal. En el baño, el mármol blanco Macael presente en el mueble de lavabo, original y escultórico, y en la ducha, es un plus de sofisticación.

En cuanto a la decoración, la fusión de estilos y materiales y el uso del color para crear rincones con más impacto e interés visual son dos de las características que definen la vivienda. En el salón y comedor, serán las alfombras de vibrante cromatismo las que dan cohesión al mobiliario; mientras que en el dormitorio, la explosión de color de un estampado étnico, senegalés, se suaviza con un tono arena, un guiño, tal vez, al desierto africano. Esa variedad de matices se desvanece en la cocina. Un espacio donde el blanco y el antracita dominan, y en el que solo se permite la entrada al aluminio y el negro pizarra. El resultado: un ambiente despejado, armónico y muy luminoso. 



Comentarios

Publicidad


Ver más articulos